FAQ

PROHIBICION EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL DE LA UTILIZACION DE ANIMALES PARA EXPERIMENTACION..

Hacé
Campaña

En contra de la experimentación con todo tipo de animales.
Artículo 1º: Prohíbase en el territorio nacional el uso de animales para la experimentación en la industria militar, la industria de las armas, la industria cosmética, la industria del tabaco y la industria química en general.
Artículo 2º: Prohíbase en el territorio nacional:
La experimentación en animales, en cualquier lugar de la Argentina, independientemente de la existencia de una alternativa válida
La venta y marketing de cualquier producto que haya sido testeado en animales
La toxicidad de dosis repetidas en animales o las pruebas de carcinogenecidad
La toxicidad reproductiva y posterior muerte de animales para evaluar la toxicidad en sus fetos.
La toxicocinética en animales para examinar sus órganos y ver cómo ésta se distribuye en sus cuerpos.
Artículo 3°: Prohíbase la importación de nuevos productos que:
Hayan sido testeados en animales;
Contengan componentes que hayan sido testeados en animales.
Artículo 4º: Prohíbase las técnicas y prácticas de disección de animales en todos los estabelecimientos educativos del país.
Artículo 5°: Las personas físicas y jurídicas que incumplan las prohibiciones establecidas en la presente ley, serán pasibles de multas de un valor entre cincuenta y cien salarios mínimo vital y móvil.
Asimismo, serán pasibles de las sanciones previstas en el artículo 3° de la Ley 14.346.
Artículo 6º: El dinero recaudado por el cobro de multas deberá destinarse a programas de protección y bienestar de los animales.
Artículo 7º: Invitase a los gobiernos provinciales a adecuar la legislación provincial a los fines de esta ley.
Artículo 8º: El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley en un plazo no mayor a 90 días, a partir de su promulgación.
Artículo 9º: La presente Ley entrará en vigencia a partir de los 12 meses desde su promulgación.
Artículo 10°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.
FUNDAMENTOS
Señor presidente:
Por el presente proyecto de ley se propicia la experimentación en que se utilizan animales no humanos (vivisección) es una de las fases más ocultas, discutidas y discutibles de la ciencia y de la industria. Porque no sólo las ciencias médicas, físicas y biológicas se sirven de animales no humanos en sus laboratorios, sino también la industria militar, la industria de las armas, la industria cosmética, la industria del tabaco y la industria química en general.
Es desde el siglo XVI que los animales son usados como "Conejillos de Indias" para conocer los misterios del cuerpo, de la circulación sanguínea, de la conformación fisiológica, pero también de los efectos de medicinas, venenos, sustancias y la inocuidad de los procedimientos científicos e industriales.
Primates, ratas, ratones, conejos, cobayas, perros, gatos, cerdos y otros animales son masacrados en nombre de la ciencia y la técnica, a razón de que tres animales mueren a cada segundo en los laboratorios del mundo.
En los laboratorios, los animales son usados principalmente para los test de toxicidad. En éstos, los animales son sometidos a dosis letales de todo tipo de ingredientes, a pruebas alergénicas y de irritación - ulceración cutánea, a pruebas de inhalación e inyección de tóxicos, de armas biológicas y químicas, de resistencia a la falta de atmósfera o gravedad, de medicamentos y fármacos, e incluso, de alimentos para animales de compañía.
Los experimentos militares son clasificados como "Top Secret" y es muy difícil obtener información sobre ellos. Sin embargo existen investigaciones publicadas de las que se conoce la existencia de instalaciones de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos que experimentan todas las formas de armería en animales, desde los rifles Soviet AK-47, agentes biológicos y químicos hasta explosiones nucleares. Los experimentos militares pueden ser intensamente dolorosos, repetitivos, costosos y no confiables, y son particularmente un desperdicio porque la mayoría de los efectos que ellos estudian pueden ser, o ya han sido, observados en humanos o porque los resultados no pueden ser extrapolados a la experiencia humana.
Otras formas de experimentaciones militares incluyen someter a los animales a enfermedades de descompresión, ingravidez, drogas y alcohol, inhalación de humo y oxí-geno puro.
A pesar de que las comisiones de salud saben desde décadas que fumar induce a cáncer de pulmón, enfisema y otras enfermedades, la industria tabacalera, en un intento por encontrar evidencias de lo contrario, sigue realizando dolorosos experimentos en perros, gatos, monos, conejos, pollos, ratas, ratones y otros animales.
Irónicamente, los experimentos en animales engañaron al público durante años ya que ratas, ratones, perros, y otros animales no desarrollarán cánceres en sus pulmones como lo hacen los humanos. Las enfermedades relacionadas con el tabaquismo provienen de estudios epidemiológicos y clínicos en humanos, no en animales.
Las compañías tabacaleras han tratando inútilmente de morigerar los efectos del tabaco en humanos. Experimento tras experimento intentan probar que el fumar no mata.
En la investigación cosmética se llevan a cabo dolorosos experimentos en cientos de miles de animales cada año, incluyendo conejos, cobayas, ratas, ratones. Estas pruebas incluyen la irritación de la piel o los ojos, sensibilización de la piel (provocar alergias), toxicidad (envenenamiento), mutagenicidad (daño genético), teratogenia (defectos de nacimiento), carcinogenicidad (causar cáncer), daño genético embrionario o fetal, toxicocinética (para estudiar la absorción, metabolización, distribución y excreción de las sustancias químicas.
La disección consiste en cortar y estudiar animales. Cada año, 5.7 millones de animales son empleados en clases de ciencia de colegios secundarios y universidades. Cada animal rebanado y dispuesto como residuo no sólo representa una vida perdida, sino un eslabón de una larga cadena de maltrato a los animales y violencia innecesaria contra el medio ambiente.
Hay programas de computadora que pueden ser usados para una lección o para un examen. Los programas incluyen un juego de identificación y una prueba personal, abarcando tópicos tales como la musculatura de la rana, los sistemas cardiovascular y respiratorio.
Varios libros también ofrecen lecciones de ciencia humana.
La mayoría de las herramientas que no involucran animales duran por varios años y cuestan menos que mantener un suministro constante de animales. Los métodos basados en computadoras han probado ser tan buenos e incluso mejores a la disección, pues permiten a los estudiantes avanzar a su propio ritmo.
Una gran parte de la comunidad científica plantea su negativa a la experimentación con animales basándose en razones científicas de peso.
Básicamente, estas razones podrían resumirse en una sola afirmación: los animales no son hombres y, por tanto, los experimentos realizados sobre animales no son extrapolables al hombre.
Por trabajar sobre modelos simplificados, se olvida que en el hombre, beneficiario último de dicha investigación, se pueden dar variaciones interindividuales que invaliden las conclusiones de la experimentación animal (dejando aparte la falta de validez de la extrapolación del animal al hombre). Dicho de otro modo: no hay alternativas garantizadas para conocer los efectos en el hombre sin probar directamente en el hombre o en algo humano en síntesis probar en animales no es garantía de nada.
Por todo lo expuesto es que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.

Todavía no hay preguntas para este proyecto

 AYUDA

Vos elegís de qué manera preguntar:
Pregunta Libre: preguntás lo que consideres necesario
Pregunta Previa: te adheris a la pregunta de otro usuario (y le das más fuerza)
Pregunta Sugerida: optás por una de nuestras preguntas predeterminadas
Solo quien pregunta obtiene respuestas. Preguntale a los representantes lo que necesites saber sobre los proyectos que presentan y votan. Es nuestra manera de entender de qué se trata.